viernes, 13 de enero de 2012

DESPOJO DE OBLIGACIONES


El deseo de morir le había invadido cada cm del cuerpo, nada parecía crear un estímulo suficientemente fuerte para convencerlo de lo contrario, todas las sensaciones del mundo le eran conocidas, familiares, tediosas e incluso exasperantes, la divinidad le había aburrido y ahora la inmortalidad le jugaba en su contra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada