jueves, 5 de enero de 2012

LLAMAS


El fuego consumía toda la casa y aún cuando ardía tan violentamente, nadie se dio cuenta, no llegaron los cuerpos de bomberos ni la policía, ni siquiera hubo un vecino preocupado ni una llamada de un casual testigo del evento, todo pasó y el fuego cedió en un par de horas, él y ella, en combustión de cuerpos y falta de oxígeno habían ahogado las ganas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada