viernes, 23 de diciembre de 2011

VENTANAS SUCIAS


De ojos para afuera la vida era una, en su mente muriendo la decencia, a la que mataba la locura, la cordura moría también y daba paso a la tortura, en ese estado deplorable que era de ojos para adentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada